CANELONES DE ESPINACAS Y MOZARELLA

Ingredientes para 4 tragaldabas

20 placas de canelones

Salsa de tomate

300 gr de espinacas (pueden ser congeladas o frescas)

Una taza del agua hervir las espinacas

1 cebolla pequeña

1 diente de ajo

200 gr de setas variadas o champiñón

100 gr de lacón ahumado en tacos

leche y harina

50 gr de mantequilla

200 gr mozarella

dos cuacharadas soperas de queso crema tipo philadelfia

200 gr de queso rallado (tipo emmental).

cenefa copas helados

Entre Fogones

He compartido en otra entrada Mis canelones clásicos , pero esta versión es otra opción muy rica. La mezcla de sabores de las espinacas y los distintos quesos, confieren a estos canelones una textura suave y un toque cremoso en el paladar.

En cuanto al tiempo y dedicación, no varía en exceso a mis canelones clásicos. Tus fogones se van a convertir en un campo de batalla en la que los tiempos y pasos bien organizados, serán la diferencia entre una receta bien hecha o un desastre de receta.

Así que, cuando entres en tu cocina para elaborar estos canelones de espinacas, acompáñate de una buena melodía de fondo, céntrate en tus fogones, relájate, organiza los pasos de la receta y disfruta. Verás como el resultado va a merecer muchísimo la pena.

Paso a Paso

Esta receta lleva distintos pasos que si llevas a cabo tal y como te explico, te resultará bastante sencilla. No es un plato rápido de preparar, así que, entra en la cocina sin prisas porque vas a cocinar un plato exquisito que te va a llevar entre hora y media a dos horas.

En primer lugar cocer la pasta de canelones. Para ello, llenar una cacerola de agua con abundante sal y un chorrito de aceite de oliva y esperar a que hierva antes de introducir los canelones.

niña cocinera, mi truco

Las planchas de pasta no pueden juntarse unos con otros mientras se cocinan. Imprescindible que tengan agua y espacio suficiente mientras están hirviendo. Si la olla es demasiado pequeña para hacerlos todos de una vez, cocínalos en dos tandas o las que necesites para que no se peguen unos a otros.

Una vez hechos, aclarar en agua fría y estirar en una superficie lisa y limpia. Reservar hasta que el relleno esté preparado.

Otra opción: Hay canelones que ya vienen cocidos y listos para rellenar. Tan solo hay que introducirlos en agua caliente siguiendo las instrucciones de cada marca.

Cubrir con papel absorbente de horno la bandeja donde vamos a gratinar los canelones . Extender las placas y reservar hasta tener preparado el relleno.

La salsa de tomate lleva su tiempo y si la elaboras ahora, estará preparada a tiempo para montar los canelones. Ya sabes que una salsa de tomate casera es siempre mi recomendación. Aquí te dejo mi receta.

Preparación del relleno;

En una cacerola con un par de dedos de agua, cocer las espinacas con un chorro de aceite de oliva. Pueden ser congeladas. No añadas sal porque a lo largo de la receta, vas a condimentar la verdura. En unos 10 minutos estará cocida. Cuela la verdura y reserva el agua que has colado.

Cortar la cebolla en trozos pequeños. Cortar el diente de ajo.

En una sartén, a fuego medio, rehoga el ajo, la cebolla. Una vez pochado, añadir las espinacas. Mezclar e incorporar el queso crema. Añadir a la sartén dos cucharadas de harina y leche para preparar una bechamel suave. Una vez que comience a espesar, retirar y reservar.

Bechamel verde:

En una cacerola, echar un par de cucharadas de mantequilla. Una vez que esté deshecha, añadir dos cucharadas de harina, mezclar con la mantequilla e incorporar el caldo de las espinacas que teníamos reservado. Al sustituir la leche por el caldo de las espincas, conseguimos una salsa bechamel suave, de color verde, perfecta para esta receta. .

Relleno de los canelones

Rellenar el centro de los canelones con la crema de las espinacas y sobre ella, un trozo de mozarella. Cerrar.

Una vez que estén todos rellenos, cubrir con una primera base de salsa de tomate y una segunda de bechamel verde.

Por último esparcir por toda la superficie trozos generosos de mantequilla y terminar cubriendo de queso emental rallado.

Meter al horno, previamente calentado a temperatura media alta hasta que el queso esté gratinado.

cenefa copas helados

Si quieres conocer la historia que acompaña estos canelones: JAMÁS MUERE LO QUE JAMÁS SE OLVIDA

mandala

Deja un comentario