¿Cómo asar pimientos verdes sin que te repitan todo el día?

Reading Time: 4 minutes

Me encantan los pimientos asados. Son un acompañamiento perfecto para carnes y pescados, incluso para tomarlos solos con un generoso pedazo de pan. Pero pueden ser muy pesados de digerir. De hecho, a mí me pasaba. Los pimientos me repetían todo el día y su noche por lo que evitaba la tentación. Hasta que aprendí este truco maravilloso.

Ahí va mi receta para asar pimientos, rojos o verdes, sin miedo a pasar una noche toledana.

cenefa copas helado

Preparar el horno a temperatura media, alta.

Abrir los pimientos longitudinalmente, lavar y quitar pepitas.

Añadir sal en los lomos.

Preparar una bandeja de horno con fondo suficiente para que quepan todos los pimientos extendidos. Colocarlos sobre ella y añadir agua hasta cubrir la mitad de los pimientos.

Cubrir con papel de aluminio e introducir en el horno ya caliente.

Esperar a que se hagan. Comenzarán a arrugarse la piel y a reducir el volumen. Soltarán más agua por lo que parecerá que la cantidad de líquido aumenta en principio, pero debes de controlarlos porque reducen bastante deprisa. Hay que conseguir que el líquido resultante del asado, no reduzca por debajo de un par de dedos de la bandeja porque se podrían quemar o secar en exceso.

Cuando estén prácticamente hechos – lo compruebas pinchando el pimiento y que esté tierno – quitas el papel de plata y rocías un buen chorro de aceite de oliva virgen. Mantienes el horno como 5 a 10 minutos, dependiendo de la cantidad de pimientos para que maceren con el aceite y cojan todo su sabor.

Sacar del horno y reservar hasta que se enfríen para poder retirar la piel con más facilidad.

Puedes hacer la misma elaboración en una sartén honda en lugar del horno. Aunque deberás de estar más pendiente del fuego y los tiempos para que no se consuma el agua y se queden demasiado secos.

cenefa copas helado

RECETAS CON PIMIENTOS:

CON TORTILLA DE PATATA:

NIÑA COCINERA, ACOMPAÑAMIENTO

Coloca los pimientos cortados en tiras sobre la tortilla recién hecha para que tome todo el sabor de la verdura y cubre con papel de aluminio hasta que se vaya a consumir. Te aconsejo que eches un ojo a mi receta de Tortilla de patata.

ENSALADA DE PIMIENTOS:

NIÑA COCINERA VARIANTES

Este método de asar pimientos puedes hacerlo con todas las variedades que quieras. En el caso de la ensalada, utilizo rojos y verdes. Pero puedes hacerlo sólo con una variedad, la receta es la misma.


Reservar el caldo resultante de asarlos. Una vez pelados, cortar en tiras.

Preparar un tomate o dos, cortar en trozos pequeños.

En un bol añadir los pimientos y el tomate.

Preparar el aliño de la ensalada:

Un ajo muy picadito, un par de cucharas soperas del caldo resultante de asar los pimientos, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta, vinagre de vino de jerez, cominos en grano y molidos.

Mezclar todo en un bol y batir muy bien hasta que se forme una mezcla homogénea con color y aroma. Añadir al bol de los pimientos y tomates, mezclar muy bien. Si fuera poca cantidad, añadir más aliño.

Tapar con papel de aluminio( te puede servir el mismo que utilizaste para asar si está en buenas condiciones ) y reservar en la nevera para tomar bien frío.

Si lo dejas macerando un mínimo de dos horas la ensalada tiene más sabor. Cuanto más tiempo, mejor, por eso, esta receta se puede consumir durante tres o cuatro días sin peligro alguno, incluso más.

Así que si tienes una gran cantidad de pimientos es una buena manera de hacerlos de un tirón y siempre tener un complemento para cualquier carne o pescado.

cenefas de hojas

Esta receta forma parte de “Cómo hago” por lo que no lleva ninguna historia . En esta sección encontrarás trucos y técnicas de cocina que te ayudarán a sacar a tus fogones el máximo partido.


Una respuesta a “¿Cómo asar pimientos verdes sin que te repitan todo el día?”

  1. Que ricos!

Deja un comentario