TARTA DE MANZANA EXQUISITA

Autora: Marisa Ventura

Toledo


Ingredientes para 6 personas

Para la masa

140 g de harina de trigo

120 g de queso  fresco

80 g de mantequilla

1 pellizco de sal

Para el relleno

3 manzanas medianas

2 yogures naturales

80 g de azúcar

1 huevo

25 g de almidón de maíz

ralladura de limón.

Crema para acompañar

150 g de nata para montar

Un sobre de azúcar avainillado

Canela molida

Para adornar:

Nueces, almendras, avellanas…… (a elegir, o un poco de todo) en trozos medianos

Caramelo líquido, miel…

cenefa helados

Entre Fogones :

El mes de diciembre, el último de este año tan dificil, lo cierro con mi receta de tarta de manzana.

Esta receta es de casa de toda la vida. Es una de las muchas variantes de esta famosa receta de tarta de manzana. Y os garantizo éxito asegurado porque es exquisita. Espero que os gusten.

cenefa helados

Paso a Paso:

Necesitaremos un molde bajo. El mío tiene 22 cm. de diámetro y 2,5 cm. de altura y es antiadherente.

cenefa lateral gastronomía

Para hacer la masa:  

mezclamos la harina, la mantequilla y el queso con las varillas mezcladoras hasta obtener una masa homogénea. Podemos hacerlo manualmente o en amasadora si disponemos de ella. Hacemos una bola y reservamos en frío para que repose durante al menos media hora. Será la base de la tarta.

Para hacer el relleno:

rallamos la cáscara del limón evitando la parte blanca y lo ponemos en un bol. Añadimos un huevo y el azúcar. Batimos hasta integrarlo bien. Añadimos el almidón de maíz y los yogures, batimos de nuevo hasta obtener una cremita y reservamos.

Rescatamos de la nevera la masa y la extendemos con un rodillo hasta que quede del tamaño suficiente para cubrir todo el molde.  Recortamos bien los bordes.

Encendemos el horno para que se vaya calentando y mientras tanto, lavamos las manzanas y las secamos, las dividimos en cuatro partes y las limpiamos bien de semillas e hilos interiores. Las laminamos finamente y las vamos poniendo sobre la masa extendida. Las colocamos más o menos ordenadas, aunque no es necesario que queden perfectas. Volcamos sobre ellas el relleno anterior procurando que queden todas bien cubiertas y ponemos por encima un buen puñado de los frutos secos troceados bien repartidos.

Metemos al horno a 180 grados 60 minutos, con calor arriba y abajo.

Mientras se hace, mezclamos la nata, que tiene que estar muy fría, con una cucharadita de canela y el azúcar avainillado y montamos hasta obtener una crema espesa.

PRESENTACIÓN

Una vez fría desmoldamos y colocamos sobre una fuente apropiada.

Para servir las porciones, cortamos a conveniencia y ponemos sobre un plato pequeño y llano, acompañando con una cucharada de crema y opcionalmente, un buen chorro de caramelo líquido, miel, sirope…… – a gusto de cada cual-

Es un bocado exquisito, tiene un sabor muy delicado, es muy jugosa y el toque de limón le da un sabor fresco y delicioso.

Sirve tanto como postre, para coronar una comida o una cena, como para acompañar a un café cualquier tarde de otoño al calor del hogar.

Bon appétit!

Con una varilla, eléctrica o manual, batimos la yema, el huevo y el azúcar hasta que la mezcla blanquee.

Añadimos el licor. Podemos usar cualquiera, pero el anís o el aguardiente le van muy bien.

En un bol, mezclamos la harina con la levadura, hacemos un hueco en el centro y volcamos completamente la mezcla anterior.

Vamos incorporando la harina al liquido del centro, hasta conseguir una masa uniforme. Cuando esté toda incorporada, amasamos unos minutos para que amalgame bien.

Engrasamos ligeramente un bol con aceite de oliva, introducimos la masa y la dejamos reposar media hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, sobre una superficie de trabajo espolvoreamos una pizca de harina, cogemos una porción de masa, del tamaño de una bola que quepa en nuestro puño, aproximadamente y, sobre la encimera enharinada, formamos un cilindro de entre 8 y 10 cm. de largo. Del grosor que quede, porque no han de ser todos iguales.

Los vamos colocando sobre un paño limpio, hacemos una incisión en el centro y los dejamos reposar unos quince minutos.

Preparamos una sartén onda con abundante aceite y cuando esté bien caliente vamos introduciendo los huesillos hasta que estén bien dorados.

Escurrimos sobre papel absorbente y dejamos enfriar, después espolvoreamos con azúcar glass.

A mí me encantan, acompañados de un café caliente y un buen libro, en una tarde lluviosa al calor del hogar.

¡Riquísima!

¡Bon appètite!

CENEFA HELADOS

En esta última receta del año, dos historias acompañan a esta receta, dos paseos muy especiales por el año 2020 con sus protagonistas que tienen mucho más en común que compartir esta exquisita tarta de manzana.

Espero que las disfrutéis tanto como la tarta:


Si quieres conocer las historias y recetas de esta sección, publicadas hasta el momento entra en:

MARISA CON M DE MUJER

PRADO Y SUS BOCETOS

MARISA CON M DE MUJER
EMOCIÓN A EMOCIÓN HASTA LLEGAR A TREINTA Y TRES

Deja una respuesta