CÓMO VIVO LA MATERNIDAD

Autora: Irene Colmenares

Hoyo de Manzanares. Madrid


Desde el día que decidí quedarme embarazada había cosas que tenía muy claras sobre cómo quería criar a mis hijos. Y a pesar de que, es verdad que una se imagina cómo quiere que sea todo antes de…, luego puede no ser así. Para bien o para mal hay cosas que escapan a nuestro control y en eso, hay mucho aprendizaje y también mucha belleza.

leo and me

En casa hacemos lo que se llama crianza con apego: no trabajo fuera de casa y le dedico la mayor parte de mi tiempo a Leo. Hacemos colecho (no 100%, él tiene su cuna y duerme en ella algunos ratos) y teta a demanda.

También intentamos ofrecerle a Leo un espacio seguro, donde pueda moverse libremente, explorando y desarrollando su parte motora al máximo. Ahora tiene 20 meses y esta faceta de experimentar y descubrir es la más importante. Además, en el proceso me he sorprendido a mí misma porque sin miedos ni angustias, he permitido a Leo subir y bajar, alejarse e investigar con cierta autonomía. Y debo confesaros que he disfrutado muchísimo de sus reacciones, además de mantenerme expectante a su ocurrencia en el siguiente hallazgo.

cenefa pajaros

En otras cosas me he visto menos relajada. Pasar tanto tiempo a solas con mi bebe, dedicando tanta atención (aunque no estés a su lado tu oreja está bien atenta a cualquier queja o silencio largo…) es muy cansado física y mentalmente y a veces la situación te sobrepasa.

No es fácil pasar la mayor parte de tu tiempo con una personita indefensa a la que no siempre comprendes y que tan solo espera de ti que satisfagas hasta la más insignificante de sus necesidades, olvidando completamente las tuyas. Te conviertes en un apéndice de él y pierdes cualquier otra perspectiva en tu vida en la que él no esté.

manos y pies corazón

En más de una ocasión he pensado en “rendirme” y llevarle a una Madre de Día para tener horas “libres”, que ocuparía en mil cosas menos en descansar…pero siempre llega esa amiga, esa compañera, esas palabras que te dan fuerza y te recuerdan que no es para siempre, que, en realidad es un pequeño ratito de toda nuestra vida, pero un ratito tan importante que nos vamos a arrepentir de haberlo dejado escapar.

Entonces pienso que el tiempo que pierda o permute por estar haciendo otras cosas, ya nunca más podré recuperarlo y es, en ese instante cuando comprendo que no hay nada más sólido en mi vida que su sonrisa y también su llanto.

cenefa pajaros

Para nosotros es importante tener una rutina bien definida y creo que, en general, es vital en las etapas tempranas. El ritmo ayuda a los niños a saber lo que va a pasar a continuación y aunque los adultos reneguemos de las rutinas por creerlas aburridas, en realidad a los pequeños les vienen muy bien. Les da seguridad saber que después de cenar hay que lavarse los dientes o que después del cuento es hora de dormir.

Yo he comprobado con Leo que lo repetitivo en su vida diaria es imprescindible.
Cuando he probado a elaborar nuevas recetas , variadas y con muchos matices de sabor, la gran mayoría de las veces acaba por no comérselo. Por lo que he llegado al convencimiento de que, no ofrecer cada día una comida distinta, es la mejor opción.

Así que, Leo desayuna siempre lo mismo (los días que me ha dado por improvisar, he terminado comiéndomelo yo). Comemos algo fácil, con hidratos o legumbres y de cena, casi siempre, puré de verduras. No hay sobresaltos, no hay expectación de qué será y a qué sabrá.

He comprobado que, un ambiente tranquilo, sin sobre-excitación, mantiene en calma su ser y le ayuda a desarrollarse mejor.

Así que mi reflexión a esta maravillosa y difícil tarea de ser mamá es que, aunque es mucho más duro de lo que uno piensa, es también muchísimo más precioso de lo que nunca puedas imaginar.

En los buenos y malos momentos, siente y disfruta la maternidad como lo que es; una experiencia exclusiva y única.

oso love

No me quitaste mi futuro,

me diste uno nuevo.

Y desde ese día, perdí el nombre.

Ahora me llamo “mamá”.

Anónimo
cenefa pajaros

La receta que acompaño a esta entrada es el desayuno diario de Leo, pero un poquito más elaborado; su nombre: POURRIDGE

POURRIDGE
cenefa pajaros

Sigue todas las entradas de Irene Colmenares en su sección, Slow and simply life; mi vida sencilla y tranquila

irene colmenares
cenefa pajaros

Deja un comentario