CREPES RELLENOS DE CREMA PASTELERA


Ingredientes para 6 personas

Para los Crepes

4 huevos

400 g harina de trigo

50 g mantequilla

750 ml leche entera

1 pellizco de sal

Para la Crema Pastelera

4 yemas de huevo

100 g azúcar blanca

50 g maicena

500 ml de leche entera

1 vaina de vanilla o esencia de vainilla

1 vaina de canela

1 limón

cenefa helados

Entre Fogones :

Realmente, las filloas y los crepes son casi idénticos. Los crepes, originarios de la Bretaña Francesa, incorporan mantequilla a su receta, mientras que las filloas gallegas, no suelen llevar este ingrediente. Por tanto, bien podría llamar a esta receta Filloas rellenas de Crema.

El secreto de cualquiera de las dos es mantener la sartén donde se preparen a una temperatura constante y en el grosor de la masa. Cuanta más fina, más exquisitas. La sartén debe ser antiadherente para que no se peguen y el diámetro de la misma va a ser el tamaño de nuestros crepes.

El primero que cocinamos, suele deshecharse porque es el que nos avisa si la temperatura de la sartén es la idónea y el grosor del crepe, el adecuado. Pero, a mí, es el que más me gusta y siempre me lo como nada más sacarlo de la sartén.

Espero que os gusten.

cenefa helados

Paso a Paso:

Elaboración de la Crema Pastelera:

Primero se prepara la crema pastelera. De esta manera, mientras elaboramos los crepes, la crema se va enfriando para poder rellenarlos sin necesidad de esperar.

En primer lugar hay que aromatizar la leche:

Lavamos el limón. Pelamos su piel, sin la parte blanca de la cáscara, para evitar que amargue.

En una cacerola vertimos la leche y la llevamos a punto de ebullición( excepto un vaso pequeño que reservaremos sin calentar y conservaremos a temperatura ambiente).

Retirar del fuego y añadir a la leche, la cáscara de limón, la rama de canela y las semillas de la vaina de vainilla. Para extraerlas, abriremos a la mitad la vaina. Se puede sustituir por esencia de vainilla, se aromatizará igual pero perderá algo de sabor y color.

Dejamos reposar la leche entre 10 a 15 minutos, para que tome los sabores y aromas de todos sus ingredientes y ya tenemos nuestra leche aromatizada para la crema pastelera.

En el vaso de leche que tenemos reservado, añadimos la maicena Mezclamos bien para evitar que se formen grumos. Reservamos.

A continuación cascamos los huevos y separamos las yemas de las claras.

Añadimos en un bol las yemas y el azúcar. Mezclamos muy bien hasta conseguir una mezcla blanquecina y espumosa. Añadimos el vaso con la mezcla de leche y maicena. Volvemos a batir todo hasta que tengamos una mezcla homogénea, sin grumos. Reservamos.

Colamos la leche aromatizada y en el mismo cazo, la llevamos a a mitad de ebullición.

En este momento añadimos a la leche la mezcla homogenea que hemos reservado. Se va añadiendo poco a poco, sin dejar de remover con unas varillas o cucharara de madera. No debe hervir en ningún momento.

Hay que remover constantemente y lo haremos siempre en la misma dirección, hasta que la crema haya espesado. No debe estar excesivamente espesa, la textura debe ser cremosa, como dice su nombre. En ese momento, estará lista.

Al final, añadimos la mantequilla y removemos. Con este paso, conseguiremos mantecar la crema; es decir, hacerla más cremosa y con un toque extra de brillo. Reservamos y dejamos enfriar totalmente para rellenar posteriormente nuestros crepes.

Elaboración de los crepes:

En un bol grande mezclar todos los ingredientes: harina, sal, huevos, mantequilla.

Batimos todo bien con una batidora o varillas. Dejamos reposar una hora para que espese pero que quede ligera. Si la temperatura ambiente no es superior a las 18 grados, puedes dejarla fuera de la nevera.

En una sartén antiadherente untamos un poco de mantequilla o aceite de oliva. Si utilizamos mantequilla, debe quedar totalmente derretida antes de incorporar la masa de los crepes.

Cuando la sartén esté caliente, echamos un chorro de nuestra masa. La medida que yo utilizo es un cucharón grande de servir. Si tenéis una crepera, será más sencillo calcular el grosor y el momento justo para darles la vuelta en la sartén. Para conseguir una capa fina, levantamos, inclinamos y giramos con un movimiento de muñeca la sartén para que se reparta por toda la superficie uniformente.

La crepe comenzará a cocerse en pocos segundos. Cuando los bordes comiencen a estar tostados y se inclinen hacia arriba, es el momento para darles la vuelta. Doramos por ambos lados y apilamos en un plato grande según las sacamos de la sartén hasta terminar con toda la masa que hemos preparado

Relleno de las Crepes:

A continuación, rellenamos cada crepe con dos cucharadas de la crema pastelera que hemos enfriado previamente. Enrrollamos y espolvoreamos con azúcar en polvo.

Si queremos caramelizar los crepes, podemos calentar este azúcar que hemos espolvoreado con un soplete de cocina hasta que caramelice y servir inmediatamente.

CENEFA HELADOS

Esta receta del 2021, va acompañada de la primera MEDITACIÓN GUIADA POR MARÍA PARA RENOVAR NUESTRA ENERGÍA


Si quieres conocer la sección de María, sus reflexiones, registros y lecturas del alma, entra en: EL LIBRO DEL ALMA

Deja una respuesta