EL ARROZ A LA CAZADORA DE MAMÁ

Reading Time: 4 minutes

Hay algunas diferencias entre el Arroz a la cazadora clásico y el de mamá. Creo que merece la pena que lo pruebes.

Ingredientes para 4 tragaldabas

1 conejo

250 gr de champiñones

250 gr de setas o níscalos

caldo o fumé de pollo o verdura

1 cebolla mediana

3 tomates maduros

2 dientes de ajo

1 pimiento verde

Aceite de oliva

sal, pimienta

orégano, tomillo, albahaca

2 huevos duros

CENEFA COPAS HELADO

Entre Fogones:

Esta receta se ha comido muchísimo en casa desde que era pequeña. A mi abuela le quedaba un plato exquisito. Le daba ese punto tan difícil entre meloso y sabroso. Muchas veces, cambiaba el conejo por contramuslos de pollo y era una delicia, aunque el sabor era algo más suave.

Es un plato sencillo y muy rico. Admite un montón de variantes, todas aquellas que se os ocurran, más verduras y menos tropezones de carne. Los expertos de la cocina, probablemente dirán que estas modificaciones convierten a esta receta en otra cosa, que no es arroz a la cazadora. Quizá tengan razón, pero la cocina es pura inspiración. Y es esta necesidad de inventar, incorporar e imaginar es lo que hace a un plato únicamente tuyo.

CENEFA COPAS HELADO

Paso a Paso:

Prepara el fumé elegido. Te recomiendo para este tipo de plato que utilices el caldo de pollo o verdura. AQUÍ puedes seguir la receta de mis fumés para paellas pero que son válidos para enriquecer cualquier tipo de caldo de arroces o fideuá. Es muy sencilla y conseguirás dar a este plato un sabor muy especial.

BODEGÓN A LAPIZ

Salpimentar los trozos de conejo. Espolvorear con orégano, tomillo y albhaca. En una sartén o freidora, dorar los pedazos y reservar.

En la misma sartén, en caso de haberla utilizado, reserva el aceite sobrante y deja el suficiente para pochar la cebolla picada, el ajo laminado y el pimiento en trocitos pequeños.

Una vez pochado, añade el conejo. Cubre con el caldo que hayas elegido y deja cocer unos 35 a 40 minutos, depende del conejo (tamaño, si es de campo o granja).

Cocer en un recipiente aparte dos huevos duros. Cortar en cuartos y reservar.

niña cocinera, mi truco

En caso de que no tengas preparado caldo, añade agua y puedes enriquecerla con una pastilla de concentrado de pollo o verdura y algunas especias como albahaca, orégano y tomillo y si tienes verduras algo pasadas como zanahoria o puerro, también puedes añadirlas.

otra opción es comprar un caldo envasado para consumir. Aunque ya sabes que huyo lo máximo posible de cualquier preparado y me decanto por la cocina más artesanal. Por eso mi recomendación es utilizar el agua con una pequeña concentración de pastilla antes que comprar un caldo ya elaborado.


Añade el arroz, las setas y los champiñones y no mover durante todo el proceso. Como máximo balancear la cacerola pero nunca introducir cualquier tipo de paleta en el arroz. Tarda unos 20 minutos, dependiendo del arroz. En caso de necesitar más caldo para la cocción, se puede añadir una taza de agua o fumé. Siempre con cuidado de no excederse. Es mejor añadir poco a poco,según lo requiera el arroz.

Una vez hecho, dejar reposar y extender sobre la superficie el huevo cocido que hemos reservado.

niña cocinera variantes

Hay una variante de este arroz para los que no os gusta el sabor más fuerte del conejo o sencillamente sois más partidarios de consumir otro tipo de carne. Se puede utilizar contramuslos deshuesados de pollo o de pavo y seguir los mismos pasos de esta receta. El huevo duro se puede eliminar. Y incorporar más verduras como judía verde, zanahoria y calabacín. En el paso a paso de la receta, estas verduras se pocharían junto a la cebolla, ajo y el pimiento.


Para mí, esta receta tiene muchos recuerdos y por tanto infinitas inspiraciones. Pero en esta ocasión, está unida al audio poema de María Nevado y sus acordes de sonetos, titulado: AMOR DULCE, AMOR AMARGO HASTA EN EL RECUERDO

Gatitos cachorros abrazados


mis historias
mis recetas
tu historia que contar
de tapeo
cabecera historias entre fogones
inicio

Deja un comentario