LASAÑA DE MAMA

lasaña de mama

Ingredientes para 4 tragaldabas

1 paquete de planchas de pasta para lasaña

 1 calabacín

1 berenjena

1/2 cebolla

1 pimiento verde

1/2 diente de ajo

4 champiñones grandes

1 puñado de habas tiernas

Paté a las finas hierbas

salsa de tomate

salsa bechamel

queso rallado

mantequilla

nuez moscada

Entre Fogones

Esta lasaña es una de esas recetas que  me llevan de vuelta a mi adolescencia y a la cocina de casa.

Al olor inconfundible de los fogones de mi abuela y de mi madre.

Más tarde, imaginaba la cara de mis chicos, los grandes y los pequeños, paseándose por mis fogones al olor del pochado de las verduras y de la bechamel gratinando en el horno, alertando lo que está por venir. Porque los olores de la buena cocina casera, traspasan las puertas de la casa y abren el apetito.

Imagino, que a tí, te pasa lo mismo. Este plato es éxito seguro, para cualquier paladar. Incluso para los “malísimos comedores”.

Como decía mi abuela: “Hasta el melindre, más melindre, no se resiste a mi lasaña”. Yo no soy mi abuela, ni mi madre que heredó la receta, pero intento seguir sus huellas y mantengo la tradición de las mujeres de mi familia con honor y la cabeza alta.

¿Y cómo podía existir algún mal rollo, ante el corte de una lasaña, enseñando todo ese sabor escondido entre la bechamel y la salsa de tomate?

Después de organizarme con el epílogo culinario, me pongo en marcha.

Paso a Paso:

Primero poner agua a hervir en una cacerola para cocer la pasta. Las placas de lasaña, debes cocerlas en agua hirviendo con abundante sal y un chorro de aceite de oliva.

niña cocinera, mi truco

Truco: la placas no deben juntarse entre sí. Es decir tienen que cocer independientes unas de otras, para que no se rompan ni se peguen entre ellas.

En cuanto al tiempo de cocción, seguir las instrucciones de la pasta, puede haber ligeras variaciones de unas a otras tipos o marcas de pasta.  Aclarar las placas en agua fría y estirar sobre una superficie lisa y limpia.

Hay que preparar el relleno. Para que el pochado sea perfecto, utilizo una sartén con un chorreón de aceite de oliva, bien caliente. Bajo la temperatura del fuego antes de incorporar La verdura picada y muevo de vez en cuando, evitando que se dore.

Tiene que quedar blanda y transparente. Añadir el calabacín y la berenjena picadas. Dejar  que se poche bien y unos 5 minutos antes de  que estén hechas las verduras, añadir las habas y los champiñones laminados. Una cucharada de paté  y dos cucharadas soperas de salsa de tomate. El relleno está listo.

Variante: Si tienes pisto preparado puedes utilizarlo en lugar de elaborar las verduras pochadas.

 Ahorrarás tiempo de elaboración y convertirás restos del día anterior en un plato totalmente renovado.

En cuanto a las planchas de la lasaña, yo los preparo directamente en la placa del horno. Para ello, la cubro con papel vegetal de cocina. Es muy eficaz y no se pegan los alimentos.

Si quieres preparar mi salsa de tomate casera, tardará en estar lista unos 45 minutos. Ten en cuenta los tiempos para que no desaproveches ni un minuto en tus fogones.

Si quieres saber cómo es mi salsa de tomate,   AQUÍ  tienes mi receta.

La salsa de bechamel, me gusta con mucha mantequilla y no muy espesa porque hay que meterla en el horno y si no, quedará escasa y demasiado espesa. Si quieres conocer mi receta, AQUÍ  puedes echarle un ojo.

En cuanto a las salsas, tomate y bechamel, puedes utilizarlas precocinadas pero nunca tendrá el toque de casa .

Ahora llega el momento de montar la lasaña.

Primera base añade  el relleno, se cierra con una plancha, siguiente capa de salsa de tomate y otra plancha de pasta. Siguiente relleno de bechamel, se cierra con otra plancha y la última será como la primera del relleno. Cerramos con la última plancha y cubrimos todo generosamente con bechamel.Cubrimos con cuatro quesos rallados (emmental, manchego, cabra, gouda) dos cucharas de mantequilla y se lleva al horno a gratinar.

Ahora sólo queda, disfrutar en familia, sentarse a la mesa con un buen vino y mejor conversación. En la mesa no se discute, porque se nos corta la digestión. En la mesa se disfruta, se solucionan los malos rollos, se tienden puentes y se brinda por la vida y por los que están compartiendo ese momento. Porque la vida es versátil y alterabel, porque son estos momentos, esta comida, la charla, el brindis lo que tenemos. Y mañana será otro día. Es la única verdad que no se puede revatir.

niña cocniera, variantes

Otro ingrediente que puedes añadir a la receta es la carne picada. Mezcla a la carne, una pizca de curry, orégano, albahaca, hierbas provenzales y salpimenta al gusto. Y el paté que añado en esta modalidad de carne es Paté de campaña.

No te preocupes si la primera vez no sale como esperabas, estoy segura que insistir y perseverar, no echarse atrás y pensar que puedes hacer lo que te propongas, te acercará a tu receta perfecta.

Disfruta de la lasaña y comparte tu receta.

Esta receta lleva una bonita reflexión: ALTERABLE Y VERSÁTIL, LA VIDA

EMOCIÓN A EMOCIÓN HASTA LLEGAR A TREINTA Y TRES

2 respuestas a “LASAÑA DE MAMA”

  1. Verás Lourdes qué sencilla y qué rica. En estas fiestas, es una receta para triunfar. Ya me contarás. Un saludo

  2. Hola Eli, esta lasaña tengo que hacerla. Yo he ido aprendiendo a cocinar desde que me casé y sigo aprendiendo, así que volveré. Muchos besitos

Deja una respuesta