SALSA BECHAMEL

Reading Time: 3 minutes

Ingredientes

Leche

Harina

Mantequilla

Sal, pimienta molida

Nota: Las cantidades depende de para qué receta vayas a elaborar la bechamel. En el paso a paso, doy unas medidas aproximadas para los casos más comunes.

cenefa copas helados

Entre Fogones

Una salsa bechamel es muy útil para una cantidad inmensa de recetas. Es muy sencilla de preparar, así que no tienes excusa para aprender a hacerla y dar un toque de sabor a tus platos. Te dejo mi manera de prepararla para que no se formen grumos, así como las cantidades y texturas según la receta a la que vayas a incorporar tu bechamel.

cenefa copas helados

Paso a Paso

En una sartén o cacerola calienta la mantequilla. Utiliza una cantidad generosa para que tu salsa bechamel tenga color y sabor. Una vez que esté disuelta añade la harina y remueve hasta que se apelmace con la mantequilla. En ese instante añade toda la leche fría y no dejes de mover. Los grumos desaparecen según se calienta la leche. Poco a poco la mezcla cogerá consistencia y en las paredes de la cacerola notarás como se adhiere parte de la bechamel. Continúa removiendo sin parar hasta que la salsa quede espesa y consistente.

niña cocinera, mi truco

Todo tiene solución:

  • Si queda demasiado clara y no espesa lo suficiente es que tiene mucha leche y poca harina. La solución es mezclar en un vaso un poco de leche fría y un par de cucharadas de harina. Deshacer en la leche fría toda la harina, sin que queden grumos y añadir a la salsa. Calentar y remover hasta que espese.
  • Si queda demasiado espesa, añadir leche fría directamente a la salsa y remover hasta que adquiera la textura deseada.
niña cocinera mis salsas

Tener en cuenta que:

  • Si la bechamel es para hacer masa de croquetas, debe ser más espesa que si es una bechamel para cubrir una pasta, canelones o verduras. En este caso, para una taza mediana de leche, 3 cucharas soperas de harina. En mi receta de croquetas, puedes seguir el paso a paso.
  • En caso de cobertura para pasta, verduras, lasañas o canelones, debes preparar una cantidad generosa de salsa ya que al gratinar en el horno se reduce considerablemente. Así, para un litro de leche, unas 5 cucharadas soperas de harina. En mi receta de Lasaña verás cómo utilizar la bechamel para gratinar.
  • Si es para utilizar en un relleno para verduras, gambas o carne picada debe tener un término medio. No puede ser muy espesa pero tampoco demasiado clara porque el relleno perdería consistencia y textura en cualquiera de los dos casos. En este caso, un tazón de leche con dos cucharas soperas de harina. En los Timbales de Berenjena, puedes ver cómo utilizar la salsa bechamel.
  • En cualquiera de las medidas anteriores, en caso de que espese mucho o demasiado poco, añadir leche o harina tal y como te he explicado anteriormente.
cenefa copas helados

Al ser una salsa que se puede utilizar en distintas recetas y parte de Cómo hago,  no se inspira en ninguna historia.

Deja un comentario