TARTA FLOR

Autora: Marisa Ventura

Toledo


Ingredientes para 8 comensales

8 hojas de masa filo

500 ml de leche

4 huevos tamaño grandes

1 tableta de turrón blando

100 g de azúcar

60 g de mantequilla

Azúcar glas

CENEFA HELADOS

Entre Fogones

Disfruta mucho elaborando y saboreando esta receta.

Esta Tarta Flor es una delicia. Si te gusta trabajar el hojaldre disfrutarás muchísimo con esta tarta y si nunca lo has manipulado es una muy buena ocasión para iniciarte en ello.

CENEFA HELADOS

Entre Fogones

Precalentamos el horno a 175 grados con calor arriba y abajo.

Preparamos un molde desmontable. El mío tiene un diámetro de 22 cm. pero si es un poco más pequeño también sirve.

Colocamos en la base papel de horno y recortamos el sobrante. Hidratamos con mantequilla todo el interior.

Extendemos una lámina de masa filo y la pintamos con la mantequilla previamente derretida, esto hará que la masa sea más manipulable y además le dará un toque muy crujiente.

Hacemos dobleces con ella para que quede como un abanico y la enrollamos sobre sí misma con cuidado de que no se rompa. La colocamos en el centro del molde porque ésta será el centro de la flor.

Hacemos lo mismo con las siguientes láminas e iremos enrollándolas alrededor de la primera.

Metemos la preparación en el horno durante unos 10 minutos pero no dejamos de vigilar para que no se queme. La sacamos cuando esté dorada y reservamos.

Preparamos el relleno:

Batimos los huevos en un bol y reservamos

Ponemos la leche en un cazo con el azúcar y turrón desmenuzado (se puede usar cualquier tipo de turrón (de jijona, de chocolate, de frutas, de mazapán,….) y calentamos sin dejar de remover con las varillas hasta que todo esté bien integrado. Añadimos los huevos y seguimos batiendo hasta que espese.

Retiramos del fuego, lo dejamos enfriar unos minutos y volcamos encima de la flor. Lo introducimos de nuevo en el horno a 175 grados y con calor solo en la parte de abajo, unos 20 minutos.

Cuando haya pasado este tiempo la dejamos enfriar a temperatura ambiente y desmontamos el molde con cuidado para que no se rompa la masa.

Volcamos la tarta a una fuente teniendo la precaución de retirar el papel sulfurizado de abajo.

La introducimos en la nevera durante un par de horas como mínimo. Con ello conseguiremos que la crema cuaje del todo.

Como casi todos los postres, éste también está más rico de un día para otro.

PRESENTACIÓN

Se puede presentar tanto en fuente redonda como en cuadrada, siempre cuidando de que ésta sea un poco mayor que el diámetro de la tarta.

Espolvoreamos con azúcar glas.

Podemos decorarla con guindas, hojas de menta, bolitas de coco, virutas de chocolate, almendras laminadas, confites de colores….

¡Delicada y exquisita!

CENEFA HELADOS

La historia que acompaña esta receta: TINTA, PAPEL Y ALMA…

pluma estilográfica

Deja un comentario