LECHE FRITA

Autora: Marisa Ventura

Toledo


Ingredientes para 6 comensales

800 ml de leche entera.

150 gr de azúcar.

70 gr de maicena

Una rama de canela.

Cáscara de limón.

2 huevos batido.

Canela en polvo

Aceite de girasol

CENEFA HELADOS

Entre Fogones

Este aislamiento ha cambiado la manera de vivir estas fiestas, pero lo que no ha cambiado son las tradiciones en mis fogones.

Estoy disfrutando de las sencillas actividades que ya no hacía por falta de tiempo.

Esta leche frita, me ha mantenido en mi cocina un buen rato, impregnando todo mi casa de aroma a hogar.

Probad y veréis como el espacio se llena de imaginación, vida y alegría.

CENEFA HELADOS

Entre Fogones

Pelamos un limón intentando que la piel quede lo más fina posible (sin la parte blanca)

De los 800 ml. de leche separamos un tazón, disolvemos bien la maicena sin que queden grumos y lo reservamos.  El resto de leche lo ponemos a fuego medio-alto para infusionar con el limón y la rama de canela.

Cuando hierva dejamos unos diez minutos en reposo y después retiramos la rama de canela y la piel de limón. Si tenéis picadora, podéis picar la piel de limón hasta hacerla polvo fino y mezclar con la leche cocida (se puede hacer con la batidora) Esto le dará un sabor extra muy agradable.

Añadimos el azúcar y removemos. Tapamos y dejamos reposar unos cinco minutos.

Ahora mezclamos la maicena disuelta con la leche infusionada y ponemos al fuego mínimo sin dejar de remover hasta que espese bien. Serán más o menos quince minutos.

Volcamos la mezcla en un recipiente rectangular. Se puede hacer en uno cuadrado siempre teniendo en cuenta que el grosor de la masa debe ser de unos tres centímetros como máximo, para que después se fría bien. Tapamos con papel film de forma que éste quede en contacto totalmente con la mezcla. Con esto evitamos que se haga costra y se endurezca.

Dejamos reposar la mezcla en refrigerador al menos 6 horas para que quede con la textura adecuada. Yo lo preparo siempre el día anterior.

Después del tiempo reglamentario, volcamos la masa con cuidado sobre una superficie limpia y plana y con un cuchillo cortamos porciones cuadradas de 3×3 cm. aproximadamente que iremos rebozando por harina de maíz o maicena (también vale la harina normal de todo uso, pero con la maicena queda más fino).

Lo vamos colocando en una fuente y mientras tanto ponemos una sartén con aceite abundante a fuego fuerte. Ha de calentarse muy bien.

Batimos los huevos y vamos pasando los cuadraditos de masa que iremos friendo hasta que estén dorados por todas las caras.

Vamos retirando a una fuente con papel de absorber para eliminar el exceso de aceite.

En un plato mezclamos azúcar y canela a partes iguales y rebozamos los cuadraditos ya desgrasados y aún calientes por esta mezcla.

Presentación

Para servir a comensales de forma individual podemos colocar dos o tres porciones haciendo una pequeña pirámide y adornarlo con guindas, arándanos secos y/o finísimas tiras de piel de limón limpia.

Para llevar al centro de la mesa, colocamos las porciones en forma de pirámide y en la última colocamos un par de guindas, o bien repartimos un puñadito de arándanos por todos los peldaños dejando que algunos caigan a la fuente.

Para los que sean muy golosos: Se puede adornar con un fino hilo de caramelo a modo de lluvia. También queda muy vistoso si se hace con leche condensada.

¡Deliciosa! ¡Bon apetite!

CENEFA HELADOS

La historia que acompaña esta receta: ¡AYERES!

mama embarazada

Si quieres conocer las historias y recetas de esta sección, publicadas hasta el momento entra en:

MARISA CON M DE MUJER

MARISA CON M DE MUJER

Deja un comentario