YA ESTÁS AQUÍ, 2021

Entre mis millones de escritos y anotaciones a medio terminar, me he reencontrado con una serie de frases inspiradoras con un punto en común: ESPERANZA.

Ocho letras que engloban infinitas maneras de sentir y percibir el optimismo y quizá sea esta mi mejor manera de pasar página a este año tan lleno de agonía pero también plagado de nuevas perspectivas.

arbol navidad con mascarilla

Y Gothe, alemán universal, que sabía de emociones, dejó claro queEn todo, es mejor la esperanza que la desesperación”.

¿Quién me iba a decir a principio del 2020 que mi reflexión en el último día del año sería sobre la forma más amable del nacimiento y la muerte?

Claro  que, ¿quién iba a pensar que el mundo entero se paralizaría, las personas dejarían de abrazarse, las sonrisas se esconderían tras una máscara y tendríamos un toque de queda para volver a casa?

ancianos de espíritu jóven

Pero si algo no ha variado a lo largo de la historia de la humanidad es la única realidad de  que nacemos y morimos sin saber el cómo, el dónde y el cuándo ocurrirá este hecho irrefutable.

Los dos actos son aleatorios e incontrolables pero la muerte es la consolidación brutal de la finitud del ser.

Nacemos para morir. Este es nuestro fin en esta maravillosa tierra en la que habitamos. Lo que haya después será otro viaje con distintos nombres.

orilla mar
unsplash

 En el camino, entre estas dos orillas, se encuentra la vida. Cómo caminemos por ella, depende exclusivamente de nosotros.

Yo prefiero tomar el ejemplo de  personas increíbles como Jonas Salk, virólogo estadounidense que creó la primera vacuna de la poliomelitis y que nos dejó frases maravillosas: “ La esperanza reside en los sueños, en la imaginación y en el coraje de aquellos que se atreven a convertirlos en realidad”

Así que en lugar de acumular riquezas, impotencias por no tenerlas o envidias hacia quien las tiene…

En lugar de  encontrar excusas para odiar a quien no piensa igual,  gritar de impotencia por no conseguir lo que queremos o repartir ira a izquierda y a derecha…

¿Qué tal si nos disponemos a escuchar esa voz interior?

¿Qué tal si nos buscamos  y reconocemos en el otro todo el optimismo que hay a nuestro alrededor?

 ¿Te imaginas qué pasaría si en este recorrido construyeras una montaña con otras almas en esa misma sintonía?

montaña amanecer

Uno de mis lecturas favoritos es La ladrona de libros, de Markus  Zusak y el poder que hay tras este pensamiento: Tal vez todo el mundo puede vivir más allá de lo que son capaces.

Así que yo me pregunto si tenemos que renunciar a nuestra imaginación ¿En qué momento o cuándo decidimos que ya es suficiente? Para mí, la respuesta es clara. NUNCA.

 Sube el volumen de tu interior y percibe lo que sientes. Camina con alegría y tal vez puedas vivir más allá de tus estrellas.

Quizá, si pensáramos en la muerte como una compañera permanente de viaje, nos centraríamos más en las emociones personales y menos en nuestras posesiones materiales.

Comienza no ambicionando la felicidad ajena  y buscando la tuya en las pequeñas cosas de cada día.

Si fuéramos más resilentes ante las desgracias, la tragedia sería nuestra fuente de fortaleza. Dalai Lama así lo expresaba: “No importa qué tipo de dificultades tengamos, cómo de dolorosa sea la experiencia. Si perdemos nuestra esperanza, esa será nuestra verdadera catástrofe”.

Y es que, nada te vas a llevar de aquí. Como nada trajiste.  

Aquí empieza todo. Pero todo es demasiado genérico, así que acota el término y conviértelo en tuyo.

cerezas con mundo

Tienes la oportunidad de vivir con paz, centrándote en tus inestables alegrías  sin rencor en el corazón. Experimenta la versatilidad del cambio y  la vida será más divertida.

“Aceptar la decepción finita, pero nunca perder la esperanza infinita” No hay mucho más que añadir a las palabras de Martin Luther King Jr:

 El odio devora el alma.

La humanidad que sigue el camino de la envida, prepotencia, orgullo, ira o brutalidad es una sociedad herida de muerte. Un mundo que no perdona no tiene futuro.

Yo creo que la esperanza es como el sol. Si solo crees en él cuando lo ves, nunca despertarás a una nueva mañana.

arbol y sol

La luz siempre entra por las grietas, aunque sean muy pequeñas,  así que busca la tuya y deja pasar tu resplandor y si sientes que has llegado al extremo de la cuerda, ata un nudo y agárrate fuerte a ella. (Theodore Roosevelt)

Cree en ti ahora, hazlo desde tu interior, busca la paz en pequeñas cosas, encuentra la alegría en aquellos que más quieres, vive con la mayor cantidad de felicidad que te sea posible.

Me gusta creer en lo que  escribió Seneca.  “Nuestros deseos forman eslabones a lo largo de nuestra vida y todos ellos se enlazan en una cadena infinita llamada esperanza”.

cadena eslabones
unsplash

Espero que construyas una cadena de inagotables deseos durante este año 2021.

Y si toda mi entrada te parece una nimiedad, ahí va mi última reflexión:

Si estás leyendo esto,

¡ENHORABUENA ESTÁS VIVO!

Y si esto no es una poderosa razón para sonreír, no sé qué otro motivo puede existir más importante en la vida. 

SALUD Y FELICIDAD

BIENVENIDO AL 2021

Mi receta clásica para año nuevo: MORCILLO BRASEADO

MORCILLO BRASEADO
EMOCIÓN A EMOCIÓN HASTA LLEGAR A TREINTA Y TRES

Deja una respuesta