EL FLAN DE CASA

entrada
Reading Time: 3 minutes

Ingredientes para 4 tragaldabas

4 huevos

800 ml de leche

10 cucharas soperas  azúcar (puede ser moreno)

Esencia de vainilla.

Para el caramelo:

2 cucharas de agua, 2 cucharas de azúcar.

Entre Fogones

Esta receta es de los primeros recuerdos que tengo de mi abuela. En mi familia existía la tradición de ir a merendar  a casa de la abuela, los domingos. Después de misa, nos reuníamos los cuatro primos, dos por cada hija de la abuela.

Porque la parejita, era lo que se estilaba en la década de los 60 y además, hasta en el tema de traer hijos al mundo, se pusieron de acuerdo mi madre y mi tía. En fín, mi abuela hacía dos flaneras enormes para que comiéramos hasta hartarnos, y no faltaba nuestro tazón de chocolate que preparaba con leche fresca de las vacas del tío Eduardo. ¡Qué delicia!

Las manos de mi abuela Paca siempre olían a vainilla, incluso de muy mayor, sus manos ajadas y con artrosis, seguían oliendo igual. Siempre pensé que los ángeles olerían como ella. 

En aquella época, nadie se preocupaba en exceso de caries, ni subidas de azúcar, tampoco teníamos dolencias de ese tipo.

Y así pasábamos las tardes de cada domingo del año, hiciera 5 grados bajo cero o 40 grados a la sombra. Poniéndonos ciegos de dulce y jugando al parchís. Después, eso sí, de rezar  la oración más dulce de la semana, el Avemaría  a la salida de misa.

Paso a Paso

Mezcla en la batidora la leche, los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla hasta conseguir una emulsión compacta

Antes, no te olvides preparar el caramelo: calienta a fuego medio bajo, en un cazo, 2 cucharas de agua y 2 de azúcar, hasta que la mezcla comienza a tomar un color oscuro del  caramelo. Mi aportación personal, son las gotitas de esencia de vainilla al caramelo. Probarlo y veréis qué toque más sutil en aroma y sabor.

Vierte en la base de la flanera el caramelo y enseguida, la emulsión de la batidora.

Introduce la flanera al baño maría en el horno medio – alto durante 40 minutos aproximadamente. 

niña cocinera, mi truco

Comprueba que está cuajado, clavando un pincho en el flan. Si sale seco, está hecho y si sale manchado de flan, debes dejarlo el tiempo necesario hasta que cuaje.

Espera a que se enfríe para desmoldarlo.

En casa, sustituimos el chocolate de mi abuela, acompañando el flan con nata montada, unas fresas y unos trozos de melocotón. La mezcla de colores y sabores de este sencillísimo postre son una delicia.

Este postre goloso está lleno de recuerdos en esta historia: UN SIETE DE MAYO

CONSTELACION DE TAURO

Si quieres conocer más inspiración de esta receta: MANOS

manos caracola

MIS HISTORIAS
tu historia
MIS RECETAS
de tapeo
inicio

4 respuestas a “EL FLAN DE CASA”

  1. Gracias Mariel y bienvenida a estas letras con aroma a fogones

  2. Rico postre y dulce historia!.

  3. Y muy sencillo, Marisa

  4. Que rico! Un buen flan es un postre delicioso.

Deja un comentario