ROSCÓN DE REYES

Ingredientes

PRE FERMENTO

100 ml de agua

30 ml de leche (4 Cucharadas)

Una cucharadita de azúcar

25 gr de levadura fresca o 7 gr de levadura seca de panadería

MASA

400 gr harina de fuerza (4 tazas)

1 huevo tamaño grande

80 gr de azúcar ( 3/4 de una taza)

Una cuchara da de esencia de vainilla

La ralladura de una naranja y de un limón

70 gr de mantequilla (unas 4 cucharadas) y una pizca de sal

DECORACIÓN DEL ROSCÓN

Fruta escarchada a gusto.

Almendras laminadas o picadas

Azúcar (añadir un poquito de agua)

Un huevo para pintar

RELLENO CON NATA

500 ml de nata para montar o crema para batir

50 gr de queso crema

50 gr de azúcar glas

cenefas copa helados

Entre Fogones

Debo confesaros que, al igual, que mis galletas de mantequilla y mis mantecados caseros no hago con mucha frecuencia este riquísimo Roscón de Reyes casero.

Pero ésto va a cambiar y te animo a que hagas lo mismo, a que rescates todas esas recetas casera que impregnarán de vida tus fogones. Mi recomendación es que no te centres en elaborar estas recetas como el Roscón de Reyes tan solo en las fechas tradicionales. Date el gusto de recuperar aromas olvidados de tu hogar en cualquier momento del año. Disfruta de todos estos olores a naranja, frutas escarchadas y azúcar que tu Roscón de Reyes va a dejar en tu cocina.

cenefas copa helados

Paso a paso:

bodegón

Comenzar preparando el pre-fermento de la masa.

En un vaso verter la leche, una cucharadita de azúcar y el agua. Templamos unos 30 segundos en el microondas. No tiene que quedar caliente.

Una vez templada, echar la levadura fresca y mezclar hasta disolver.

Dejar reposar unos 30 minutos aproximadamente. Hasta que salgan unas burbujas y crezca un poco en el vaso.

Una vez conseguido este aumento en el tiempo requerido, el siguiente paso es preparar la masa del roscón de reyes.

En un recipiente añadir el huevo, el azúcar, la ralladura de la naranja y el limón (sin la piel blanca que amarga) y la cucharada de esencia de vainilla. Mezclar bien.

Ahora se tamiza la harina y se añade al resto de los ingredientes y se mezcla de nuevo.

Hacer una hendidura en el centro, verter el pre-fermento y mezclar bien. Al final, se añade una pizca de sal.

La mezcla se hace, al principio, con la cuchara o espátula hasta que la masa requiere pasar a continuar con la mezcla con las manos.

Una vez tengamos toda la harina en la mezcla, volcamos sobre la mesa de trabajo.

Ahora llega el momento de amasar toda la harina unida y entonces vamos a poner la mantequilla poco a poco a la misma vez que vamos amasando.

Queda una masa muy pegajosa, por lo que hay que añadir un poco de harina sobre la mesa y en las manos para amasar unos 10 minutos, hasta que este completamente incorporada. Si tenéis amasadora este proceso será mucho más sencilla así que aprovechar para utilizarla.

Amasar hasta que nos quede una masa lisa y uniforme. Dejamos reposar en el recipiente con un poco de harina y la tapamos con un trapo de cocina hasta que doble su volumen.


La masa debe estar en un lugar fresco, sin corrientes de aire. En caso de que no tengáis un lugar fresco para hacer reposar la masa, cubrirla con un trapo limpio e introducir en la nevera. Hay que esperar entre una hora o dos, dependiendo de la temperatura ambiente.

Cuando la masa haya doblado su volumen está lista para moldear el roscón. Volcar en la mesa de trabajo, y para eliminar el aire que tenga el interior de la masa, dar pequeños pellizcos de abajo hacia arriba.

La masa se va dando vueltas y giros circulares con las palmas de las manos, se volea una y otra vez hasta que la masa se cierre.

Con harina en las manos se abre en la masa un agujero con los dedos y se va creando el rosco dando vueltas con las manos.

Colocar con un papel de horno el rosco que se ha hecho. Que sea grande y separada del centro. Hay un último reposo de esta masa.

Dejar el rosco tapado otra hora aproximadamente hasta que nuevamente,doble su volumen.

Pre-calentamos el horno. Batir un huevo y pintar muy suavemente para no perder el volumen creado. Colocar la fruta y las almendras picadas o laminadas. Humedecer el azúcar con un poco con agua. Tiene que quedar grumosa.

Ponemos esos grumos de azúcar por encima y se mete el roscón en el horno a 180 grados con calor arriba y abajo, durante unos 30 minutos aproximadamente.

Una vez listo, sacar y enfriar completamente para rellenar, en caso de que queramos poner un relleno.

El relleno lo podemos tener con anterioridad hecho. Así tendrá mas cuerpo a la hora de colocar el relleno en el roscón de reyes.

RELLENO DE NATA:

En un recipiente volcar la nata para montar o crema para batir y el queso crema. Batir con las varillas hasta que tome un poco de cuerpo la nata. En ese momento echamos el azúcar glas y batimos a la vez hasta montar la nata. Echamos en una manga pastelera y al frigorífico para que tome cuerpo. Mínimo una hora.

Y una vez frío nuestro roscón de reyes, abrir a la mitad.

A mí me gusta poner unas chocolatinas envueltas en film transparente o unos bombones, como sorpresa del roscón de reyes.

Cubrir una de las mitades abiertas del roscón con la nata montada y cerrar con la otra mitad del roscón.

¡Qué aproveche!

Comentario adicional:

El 95 % de las imágenes que comparto en Historias entre Fogones son mías, pero algunas ocasiones, como es este caso, no tengo una buena imagen para compartir. Así que busco, entre mis webs favoritas, una receta lo más similar a la que yo preparo por lo que el resultado es muy parecido a la mía. La imagen del Roscón de Reyes es de “Yo, yo misma y mis cosas” una web que os recomiendo visitar.

cenefa copas helado

La historia que acompaña a esta receta: LA ESTRELLA Y LA PASTORA

estrella navidad

Una respuesta a “ROSCÓN DE REYES”

  1. Tiene una pinta estupenda!

Deja un comentario