CANELONES A MI ESTILO

Reading Time: 5 minutes

Ingredientes para 4 tragaldabas

20 placas de canelones

Salsa de tomate

300 gr carne picada ( puede ser mezcla de ternera y cerdo a 70/30)

1 cebolla pequeña

1 diente de ajo

1/2 pimiento verde

Un trozo (3 o 4 cucharadas soperas) de paté o foie

1 l de bechamel (la receta paso a paso)

50 gr de mantequilla

150 gr de queso rallado (tipo gruyere o al gusto de cada familia).

cenefa copas helados

Entre Fogones

Mis canelones son uno de esos platos que da gusto elaborar porque gustan a todos y queda la bandeja del horno vacía en un abrir y cerrar de ojos. De hecho, casi no me da tiempo a sacar la fotografía para acompañar a la receta. Mientras preparaba una buena toma, con una luz adecuada para que se apreciara el plato, se lanzaron como posesos a servir los canelones: “Déjate de fotos y vamos al lío”.

Creo que es la mejor demostración de que merece mucho la pena el tiempo que empleo para preparar estos canelones.

Para los que estáis pensando que no merece la pena porque hay precocinados muy ricos, listos con un toque de horno, os diré que os equivocáis de lado a lado. Seguro que es más cómodo pero ni por asomo, se acercarán a los que tú prepares en tus fogones,con todo el amor y dedicación.

Te aseguro que, poner el alma en esta receta, es una terapia inigualable. Una buena música de fondo, la cabeza despejada de otros problemas, tan solo concentrados en los aromas y la elaboración de tus canelones. Comprobarás como tu cocina toma vida propia, se impregna de los aromas de tu hogar que nada tienen que ver con lo que desprende una bandeja de papel de aluminio con mil edulcorantes que esconden la artificialidad de lo que vas a servir en tu mesa y a tu estómago.

Paso a Paso

Esta receta lleva distintos pasos que si llevas a cabo tal y como te explico, te resultará bastante sencilla de preparar. No es un plato rápido de preparar, así que, entra en la cocina sin prisas porque vas a cocinar un plato exquisito que te va a llevar como una hora y media.

En primer lugar cocer la pasta de canelones. Para ello, llenar una cacerola de agua con abundante sal y un chorrito de aceite de oliva y esperar a que hierva antes de introducir los canelones.

niña cocinera, mi truco

Las planchas de pasta no pueden juntarse unos con otros mientras se cocinan. Imprescindible que tengan agua y espacio suficiente mientras están hirviendo. Si la olla es demasiado pequeña para hacerlos todos de una vez, cocínalos en dos tandas o las que necesites para que no se peguen unos a otros.

Una vez hechos, aclarar en agua fría y estirar en una superficie lisa y limpia. Reservar hasta que el relleno esté preparado.

Otra opción: Hay canelones que ya vienen cocidos y listos para rellenar. Tan solo hay que introducirlos en agua caliente siguiendo las instrucciones de cada marca.

Preparación del relleno;

Puedes ir haciendo el relleno durante el tiempo de cocción de la pasta.

Prepara la carne picada en un bol, con orégano, hierbas provenzales, sal, pimienta y un trozo de foie o paté, ( unas 3 cucharas soperas). El tipo de foie, a gusto de cada uno, pero que no sea excesivamente fuerte para que no quite protagonismo al sabor del plato. A mí me gusta utilizar el paté a las finas hierbas o a la pimienta negra. Mezclar todo muy bien y reservar.

En una sartén, a fuego medio, rehoga el ajo, la cebolla y el pimiento muy picados. Una vez pochado, añade la mezcla de carne picada. Rehogar unos cinco minutos y añadir unas 4 cuacharadas de salsa de tomate. Yo, como siempre, os recomiendo una salsa casera. Si quieres intentarlo, aquí te dejo mi receta.

Relleno de los canelones

Colocar el tamaño de una cuchara de café de relleno en el centro del canelón y cerrar muy bien, como si estuvieras arropando el relleno con la pasta. Una vez que esté bien cerrado, con una paleta plana, desliza el canelón, ya relleno y poner sobre una fuente de horno que previamente se ha pincelado con aceite de oliva para que no se pegue nada en su superficie.

Una vez que estén todos rellenos, cubrir con la bechamel. Aquí tienes mi receta.

Debe estar bien cubiertos, porque una vez que gratinen, consumen mucha cantidad de salsa y si no tienes suficiente, se quedarán muy secos.

Por último esparcir por toda la superficie trozos generosos de mantequilla y terminar espolvoreando de queso rallado.

Meter al horno, previamente calentado a temperatura media alta hasta que el queso esté gratinado.

Sacar y servir rápidamente.

niña cocinera, variantes

El relleno de los canelones puede ser muy variado. Depende de los gustos de la familia, del contenido de tu despensa o la imaginación que estés dispuesta a utilizar para elaborar tus canelones. Te dejo otras variantes que te pueden ayudar a variar y no cansarte de preparar este plato.

Lo único que varía es el relleno, por lo que el resto de la receta se realiza exactamente igual. A continuación comparto tres variantes que utilizo mucho, pero hay mil ideas más. De hecho cualquier “sobra deliciosa” de carne, pescado o verdura, puede ser un relleno fabuloso para tus canelones.

Relleno de langostinos y setas:

Pelar y picar unos langostinos y unas setas o champiñones. Pocha una cebolla y un diente de ajo muy picados. Añade a continuación los langostinos y las setas picadas. Cuando hayan pochado añade dos cucharadas de harina y un tazón de leche( para hacer una bechamel muy suave). Cuando espese, añade sal y pimienta a gusto y reserva para rellenar la pasta.

Relleno de salmón y queso gorgonzola:

Pica unas lonchas de salmón ahumado. Pica unas aceitunas. Mezcla queso gorgonzola con queso de untar hasta que quede una masa uniforme. Añade el salmón y las aceitunas muy picaditas. Remueve hasta conseguir una textura cremosa. Reservar en la nevera hasta rellenar la pasta.

Relleno de espinacas:

Pocha en un sartén cebolla muy picada y un diente de ajo, también bien picado. En otra cacerola, añade un par de dedos de agua e incorpora un kg de espinacas frescas. Cuando hayan consumido todo el agua, añadir al pochado de cebolla y ajo. Dejar que rehogue todo junto y añade dos cucharadas de harina y un tazón de leche( para hacer una bechamel muy suave). Cuando espese, añade sal y pimienta a gusto y reserva para rellenar la pasta.

¡Y a disfrutar de esta delicia en cualquiera de sus versiones!

cenefa copas helados

Si quieres conocer la historia que acompaña estos canelones: DESDE HOY, SE PROHÍBEN LOS CONDICIONALES.

IMAGEN MUJER

Deja un comentario