MESA ROMÁNTICA PARA DOS.

entrada
Reading Time: 6 minutes

Recetas Románticas

Deliciosas

Sencillas

para sorprender a tu pareja

beso de pareja en la calle

Se acerca ese día especial. Necesitas inspiración para preparar una mesa romántica para dos. Pero “la iluminación” está fuera de cobertura y no se te ocurre nada que esté a la altura de la ocasión.

¡ Con lo ocurrente que tú eres!

No tienes más remedio que invocar a tu musa. Esas ideas únicas para sorprender a tu pareja están pululando por ahí. Solo tienes que atraparlas.

¿Cómo sería una conversación contigo misma planeando esa velada ideal?

Quizá te identificas con lo que sigue a continuación. Reflexiones con tu reflejo:

No quiero hacer lo de siempre y tampoco excederme en tonterías románticas.

Tengo que encontrar ese toque justo de inspiración y romanticismo, sin caer en las sorpresas típicas y ñoñas.

Aunque si algo tiene de exclusivo estar enamorada es que nada es demasiado sensiblero, ni sobradamente manido. 

Cualquier cosa que se hace  por amor está  justificado.

pajaros y corazón

Pensar en ti. Ahí está la clave. No puedo buscar ideas en ningún otro lugar. Tus ojos son el espejo de tu alma. Y tu sonrisa nunca me engaña. Así que es sencillo. Tengo que escudriñar en ti ¿Qué te hace sonreír? ¿Cómo puedo sorprender a esos ojos?

Si de algo estoy completamente segura es que a mi chico le conquisto por el estómago. Si consigo, sorprender a su paladar, encontrar sus aromas , sus colores y las melodías que maceren todo el entorno, estará completamente perdido entre mis fauces.

Así que manos a los fogones. Con corazón, inspiración, dedicación, mucho orden y alguna pizca de desconcierto.

A dar rienda suelta a esta cabeza pensativa . Y si de algo estoy segura, es de mi imaginación y la capacidad de superar lo que me echen.

¡ Vamos a ello!

mesa con amor

Primero una mesa bien vestida, como yo. Un mantel con mensajes escritos de mi puño y letra. Muy míos y para él; graciosos, picantes, románticos, premonitorios…

No puede faltar, al menos una vela, con mucho aroma y, entre mis mensajes, muchos pétalos bicolores que den el toque de color a mi mesa para dos.

notas musicales

¡Ah! Su música, la mía, la nuestra. Tiene que ser una banda sonora completa que nos dure toda la cena o toda la vida, ya se verá.

Ya imagino su cara de sorpresa, esperando lo que llenará esos platos en la mesa, de esa guisa decorada.

Y claro, la continuación tiene que estar a la altura.

gatito jugando con flor

¿Qué puedo preparar? Nada complicado. En la variedad está el gusto y en lo sencillo siempre se encuentra lo extraordinario.

Unas entradas seguidas de un principal. Poca cantidad y mucha variedad.

aperitivo rebozados  y vino

Las tostas de jamón o gulas pueden ser un buen principio, con su cerveza preferida muy fría. En pequeñas mitades, para que no se atiborre y no pueda con el resto.

tosta de jamón y queso de cabra

¿Que más cosas para mi mesa de entrantes? Unos canapés de humus de remolacha y ajo negro. O podría pensar en unas delicias de sobrasada queso o paté , unos rollitos de primavera o los exquisitos timbales de berenjena .

Estoy pensando quizá en un plato de un buen jamón de jabugo y una una bandeja con mi ensalada templada de aguacate, salmón ahumado y patata,  O una deliciosa ensalada de langostinos con salsa tártara y pasar al plato principal. Cualquiera de estas opciones es un acierto seguro.

Un buen vino blanco, fresquito, el que tanto nos gusta, en unas copas grandes. Aunque no sea tinto, me encanta las copas espaciosas para oler los vinos blancos.

Una gran idea para ayudar a digerir lo que ya hemos tomado y lo que está por venir, puede ser una taza calentita de sopa de miso y jengibre. Sin duda esta receta es ideal.

El pescado para el plato principal, creo que es lo más adecuado. Algo delicioso pero que no sature en exceso porque el broche final de esta cena es el postre.

bacalao al romero

Un bacalao escalfado al romero con un par de salsas dejará un muy buen sabor de boca o la parrillada de gambas y brocoli. Es una cena y no pretendo pasar la noche digiriendo el atracón de comida. Se trata de conquistarle por el estómago y no dejarle KO.

tartar de atún rojo

¿Qué más opciones tengo? Brochetas de gambas, atún rojo . O un tartar de atún. Ahí es “ná”. Platos muy sencillas y rico, riquísimos. Además son elaboraciones que puedo preparar con antelación y disfrutar de la cena con mi chico de principio a fin.

En caso de decidirme por alguna carne, un plato que pueda elaborar de antemano como un pastel de carne con puré de patata que tan solo mantenga a temperatura mientras tomamos las entradas y estos principales, puedo acompañar con la ensalada de berros con champiñones templados y gambas o unos patacones, en lugar de las patatas fritas de siempre.

Por último la fruta no debe faltar, podría hacer una piña flambeada o unas brochetas de fruta con crema de chocolate caliente.

¿Y si me atrevo con un bizcocho relleno de crema mascarpone o con cualquiera de las versiones de la tarta de queso?

tarta de queso

Ahora, tengo que centrarme. Apuntar lo que elijo. Y una vez que me decida, está prohibido cambiar de menú romántico. Me guardo las ideas para otro día, que hay 364 restantes este año.

separador

Después de esta cena es el momento de los especiales.

Quizá un regalo en el que implique a los cinco sentidos.

O puedo escribir adivinanzas que le lleve a la siguiente pista. para encontrar su regalo. Que busque en lugares insospechados, ( debajo de la cama, debajo de mi sueter…) unas más divertidas, otras más picantes.

Y ¿si le regalo un parchís con un gran lazo y una tarjeta que ponga: “si me comes, me quito una prenda”?. Claro que aquí llevo ventaja. Con todos los pendientes, anillos, collares y pulseras que me pienso poner, me va a tener que “comer” muchas veces. Pero, mi chico, imbuido en sus pensamientos freudianos, no será consciente que le voy a dejar “en cueros” antes que me quite la primera prenda.

rosas

Aunque lo mejor será dejarnos fluir. Una cena romántica, buena música, una conversación llena de emociones, hablar de nuestras cosas y esperar lo que ocurra sin preparar absolutamente nada, sencillamente, que nos sorprenda la noche.

caja regalo con lazos

Yo creo que el mayor regalo es aguantarnos un día más , un mes tras otro hasta llegar al 12. Así que hay que celebrarlo todos los días. Porque cada mañana cumplimos sueños. Nadamos hacia un mismo horizonte y andamos por el mismo camino. Y somos uno porque cada brazada es una promesa, cada paso una proposición y cada caricia una declaración de intenciones. La celebración es nuestra actitud. Compartir nuestros momentos es lo que los hace tan especiales.

Sé que nada es para siempre, pero hoy estamos aquí y mientras pienso en ti, sigo caminando a tu vera.

los buhos sobre luna llena.

Así que vamos a disfrutar de estos instantes que que nos regala la vida.

De momento, nos espera una mesa romántica para dos.

Lo demás llegará o no…

Te invito a que disfrutes de las propuestas culinarias de esta historia y, sobre todo que te animes a ponerlas en práctica. La vida esta llena de pequeños instantes, solo tienes que saborearlos.

niña con estrellas
tu historia
de tapeo
inicio

Una respuesta a “MESA ROMÁNTICA PARA DOS.”

  1. Un tren de buenas ideas!!

Deja un comentario