SOPAS DE AJO

Autora: Irene Colmenares.

Hoyo de Manzanares


Ingredientes para dos personas:

3 o 4 ajos

2 huevos

4 rebanadas de pan duro o del día anterior.

1 litro de agua o de caldo casero de verduras

Sal y pimienta al gusto

Una pizca de pimentón de la vera

Un buen chorro de aceite de oliva

Cúrcuma

cenefa

Entre Fogones:

Beneficios para el sistema inmunológico:

Para empezar, y aunque parezca una obviedad, está la temperatura.

Cada vez estamos más desconectados de nuestro cuerpo y eso hace que no seamos conscientes, por ejemplo de nuestra temperatura real.

No tener frío no significa que no estés frío, sencillamente es que el organismo está gastando energía para mantener una temperatura cálida en tu cuerpo. Estar calentitos es mejor para estar saludables. Manos y pies fríos son muy comunes actualmente. Así que, debemos cuidar eso con ropa adecuada y con alimentos que nos aporten calor, ya sea por su temperatura como por sus propiedades, como puede ser la pimienta o los picantes como el jengibre.

El ajo

Es un conocido antibiótico, un maravilloso medicamento que hemos desterrado a la sección de ingredientes culinarios, pero que debería volver a nuestros botiquines.

El huevo:

Más concretamente la yema, nos aporta nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunitario, como el omega 3 y la vitamina D. Pero si lo cocinamos mucho esos compuestos se desnaturalizan y dejan de estar disponibles para el organismo, por eso en esta receta separo la clara de la yema, así al tomar la yema casi cruda podemos aprovechar mucho mejor sus propiedades.

La cúrcuma

También tiene unas propiedades interesantes para momentos en los que necesitamos fortalecer el organismo, es antiinflamatoria, antioxidante, bactericida y antiviral. En compañía de la pimienta todos estos principios se fortalecen a son más fáciles de asimilar por el organismo.

  Y además de todos estos beneficios, están riquísimas, son muy sencillas y rápidas de elaborar

Ánimo a tod@s

cenefa
 ajo silvestre

Paso a Paso:

Pelamos y cortamos los ajos. Ponemos una cazuela con el aceite y cuando esté caliente añadimos los ajos.

Dejamos que se doren pero ¡cuidado con que no se quemen!

A continuación añadimos las rebanadas de pan (pueden ser en trozos, como lo tengamos, lo bueno de esta receta también es que nos deja aprovechar restos de pan duro de otros días), el caldo y el pimentón (puede ser dulce o picante).

Lo dejamos a fuego bajo, que no llegue a hervir, durante unos 20 minutos.

Cogemos los huevos y separamos las claras de las yemas.

Añadimos las claras y removemos hasta que estén blancas.

Retiramos del fuego y damos el toque con sal, pimienta y una pizca de cúrcuma.

Servimos la sopa, muy caliente, en cada plato y finalmente añadimos la yema del huevo, para que se cocine lo menos posible.

¡A COMER!

cenefa

La historia que acompaña a esta receta: BOTIQUÍN CASERO Plantas Medicinales .

plantas medicinales

Sigue todas las entradas de Irene Colmenares en su sección, Slow and simply life; mi vida sencilla y tranquila
Y ponte en sus manos .

tarjeta irene colmenares

Deja un comentario