CUANDO DESPIERTAN LOS SUEÑOS

Siempre he pensado que los aromas y los lugares marcan irremediablemente nuestros destinos. A veces para mejorar la vida, otras para empeorarla.

La luz o la oscuridad conducen a la mente hacia el cielo o le hacen descender al infierno con todas las cargas que ello conlleva.

Significa que las cosas más insignificantes, los pequeños momentos calibran las emociones.

Los grandes problemas suelen tener difícil solución y te condenan al fracaso, en cambio, si desmiembras ese problema insalvable en muchos pequeños y comienzas a solucionar cada uno de ellos, sin darte cuenta, como el azúcar se disuelve en el café recién hecho, el gran problema se habrá disipado en cada una de las sencillas soluciones.

Aquí está el verdadero cambio. Conseguir que un gran problema desaparezca en otros muy pequeños, porque con éstos sí que podemos….

Céntrate en hoy, como mucho acércate a mañana, no te distancias más allá. Ahora aclara las pequeñas rutinas que se te presentan. No olvides que al despertar, el mañana se ha transformado en el hoy y tienes dos nuevos días para encontrar una solución. No traspases el umbral de la siguiente puerta sin cerrar la anterior.

Esta manera es una buena forma de llenar el alma de luz, dibujar nuevas emociones y sentir que la vida se posiciona donde debe estar.

Y es que, cuando despiertan lo sueños, ya no hay marcha atrás. Solo nos queda construir la vida paso a paso, emoción a emoción y disfrutar de aquello que, no hace tanto, nos pasaba desapercibido. Un aroma, una imagen, un sonido… LA VIDA sin conservantes, en todo su esplendor.

cenefa pájaros

Esta historia inspira una receta llena de color, aromas y sensaciones: BACALAO A LA VIZCAÍNA.

bacalao a la vizcaína

2 respuestas a “CUANDO DESPIERTAN LOS SUEÑOS”

  1. Grandes consejos.

Deja un comentario