PARAÍSO

Spring in my home

Dicen que el paraíso es como las cebras sin rayas, nunca conseguirás ver ninguna.

Yo creo que  no es un lugar, por eso no se encuentra.

No es el final de nada sino el inicio de un cambio de actitud.

Cerrar pasados que paralizan y, a pesar de la caída, continuar intentándolo.

En el descenso, sacar fuerzas de flaqueza, abrir todos los candados  para ascender hacia el infinito y más allá (como lo que te quiero).

Hay muchos paraísos , reconocer el auténtico no es tarea fácil.

La mayoría son de paja y arden hasta desvanecerse. Caminos llanos sin  metas definidas,  laberintos que te llevan al punto de partida y vuelta a empezar. Más nunca fueron lugares equivocados, sino tiempos imprescindibles para emprender el verdadero viaje.

El paraíso no se ve, ni se toca. Es una vida normal que se convierte en extraordinaria cuando los días cotidianos se llenan de esperanza y atrevimiento.

Es un lugar en el corazón  donde percibir los colores del aire y el aroma del viento.  

Donde reconocer de nuevo aquella risa infantil y descubrir  el punto de apoyo que mueve la montaña.

Hoy se dirige hacia allá con pisadas firmes,  unas veces son pasos de impotencia, otras de alegría, siempre pasos decididos.

Y decide desviarse del itinerario programado para  aventurarse en la espesura del bosque.

Decide enfrentarse a la vida bajo sus propios criterios.

Decide ser honesto consigo mismo y con el resto.

Entre una suerte de infortunios y afortunados éxitos, elige los últimos.

Y como el que espera desespera, deja de aguardar y comienza a forjar su paraíso.

Y encuentra alegrías a pesar de las penalidades, satisfacciones que ahogan las tristezas y meditaciones que traspasan  universos.

Ahora disfruta del placer que confiere la libertad de ser uno mismo.

De confiar en sus capacidades.

De perseverar en los fracasos.

De saltar al vacío persiguiendo una convicción

Lagartija inquieta en constante movimiento,  

Todo este aprendizaje va descargando tu mochila de pensamientos que no te corresponden y así reconoces el verdadero lugar al que sí perteneces. Plantando semillas donde reencontrarte, quitando malas hierbas para aprender cómo ser feliz.

 Allí donde residen  las monotonías se elaboran tus sueños, se maceran lentamente para formar parte del mundo que se abre ante ti.

No hay nada más poderoso.

¿Existe un paraíso más perfecto?

Inspirado en unos de los tres pilares de mi vida, Álvaro

 Siempre serás mi peque.

.


Esta entrada me ha inspirado una receta llena de sabores: BROWNIE QUE ENAMORA

Una respuesta a “PARAÍSO”

  1. MARIA+LUISA dice:

    Que palabras tan emotivas, preñadas de amor! 🤗 🥰

Deja una respuesta