RENUNCIANDO AL OLVIDO (IV)

Diarios de Ayer y Hoy


5   de  Mayo 2020

Sin duda la cocina creativa nace con las mujeres de la posguerra que inventaron la magia.

Apenas unas alubias con cuatro granos de arroz en esos fogones, olían a abundancia.

Nunca cocinas más carentes de lo esencial tuvieron la calidad de aquellas.

fogones de hierro antiguos

Hoy se agolpan en mi mente los días de mi juventud como si fueran ayer y lucho para recordar.

Cuando la parca me tienda la mano y me conceda un deseo, le pediré reconocer  mis huellas. ¿Qué mayor regalo puede concederte la otra vida que despedirte de ésta, completamente cuerdo?

Olvidar es tirar a un pozo sin fondo todo lo vivido.

El olvido son las cenizas de una vida desmemoriada.

Y es que no has vivido cuando olvidas.

Cuando olvidas, ni siquiera sientes el recuerdo de unas manos vacías o de un corazón desolado.

Cuando olvidas, tan solo posees una mirada vacía, sin rumbo,  perdiéndose en la niebla de tu pensamiento.

pozo y niebla

Intento no olvidar para recordar y ser recordado toda una eternidad.

 Así que, trabajo mis recuerdos cada día.

LLeno mis horas de rutinas sencillas y reconfortantes.

Leo mi periódico y  resuelvo sus  crucigramas.

Escribo muchas historias que siguen bullendo en mi mente.

Imagino personajes, reflejo de vidas con más  penas que glorias.

Mi inspiración se alimenta de todas las viviencias pasadas.

Me enorgullezco de pertenecer a una generación capaz de cambiar lágrimas por ilusiones,  tristezas por ansias, odio por amistad, vacío por propósito, soledad por familia.

¿Cuántos de vosotros podéis presumir de lo mismo?

Una raza forjada con sangre, sudor y lágrimas. Las creencias, la fe en nuestros credos, incluso las casualidades, moldearon nuestras vidas.

Somos abuelos a los que nos arrebataron  la niñez. Perdimos mucho más que nuestra inocencia y aun así, aprendimos de nuestras pérdidas. 

mayores, distancia

Pero cometimos el mayor error de todos.

No quisimos que nuestros hijos supieran de quebrantos.

Trabajamos de sol a sol para que nada les faltara, la mejor educación, platos repletos de alimentos, dinero para sus caprichos, viajes…

Pero nos olvidamos de lo esencial.  Enseñarles el precio del esfuerzo, el poder del sacrificio.

Y esos hijos, dirigen hoy  emporios  y  países…

libros olvidados

¿De qué nos sirven los libros cerrados de historia y olvidados en un rincón oscuro?

Es entonces que emergen los analfabetos mal intencionados para inventar acontecimientos.

 Ellos, que no saben de dolor ni de pérdidas, abren las heridas que tanto han costado cicatrizar.

Las prostituyen,  tergiversan y retuercen hasta modificar su forma.

mano y marioneta

 Lo que tanto hemos luchado por sanar ahora se modela por aquellos que no conocen el sonido de las bombas, ni la impotencia de la pérdida.

Los que nunca escucharon el llanto que produce el hambre, ni saben de la tragedia que conlleva el odio, solo saben desmembrar  la memoria en nombre de la historia pasada.

Inconscientes e irresponsables, anteponen su ego personal.  Y si para enarbolar su soberbia tienen que excluir  a unos de otros, lo hacen sin el menor escrúpulo.

¡Ay qué pena de mi querida España!

Mi única y gran nación a la que nunca debimos convertir en dos;   ni entonces, ni ahora.

Epaña coronavirus

Esta pandemia es otra guerra, de bandas más que de bandos.   

Se repite la historia. Los muertos no han sido suficiente para conseguir unirnos en la desgracia.

Nunca quise  otra barbarie para mis nietos, pero aquí está en forma de pandemia y de nuevo, nadie va a evitarlo.

El poder es la medicina más efectiva para olvidar de dónde vienes, a dónde vas. Durante siglos, al margen de ideologías, la codicia usurpa lo que nunca fue suyo con absoluta naturalidad.

Transforma las conciencias y las prioridades. Corrompe y anula cualquier deseo de bien común. Desintegra  al hombre  para seducirlo a  su imagen y semejanza.

codicia crédito

Yo, que nunca dirigiré más allá de mi propia existenca, no olvido  dar las gracias por levantarme cada día.

Mis nueve décadas cargadas a las espaldas, se apoderan de este cuerpo cansado pero lleno de vitalidad. Es este mi mayor  triunfo y  mi gran desgracia.

Así que, recuerda cargar con tus pecados y aciertos sin echar la culpa a otros. Vive sin olvidar para qué estás aquí y cuál es tu propósito.

mayores de corazón jóven

Por mi parte,  no quiero repetirme en exceso. Los mayores hablamos más de la cuenta. Será porque nos sobra todo, excepto El Tiempo.

Me despido de vosotros, con un abrazo de corazón y un “¡Hasta siempre!”, que para un anciano es poco más que un instante.

Nos vemos al doblar cualquier esquina.              

Reflexiones en plena pandemia del S XXI.

Elisa Bueno. Historias entre Fogones

Pradir Abrazo de corazón
cenefa hojas

LOS CAPÍTULOS DE ESTA HISTORIA.

cenefa hojas

Esta historia inspira una receta sencilla pero laboriosa, como esta historia: BERENJENAS RELLENAS

bernejenas rellenas

Diarios de Ayer y Hoy es un homenaje a nuestros mayores personificados en la figura de Amelia, madre de M.L. Ventura y Manuel, padre de Elisa Bueno. Parte de los bocetos de esta sección realizados por Prado Ventura.

Otras historias y bocetos de esta sección:

Deja un comentario