¡QUÉDATE EN CASA!

¡Cómo hemos cambiado!   y no es una canción, sino la realidad que nos ha tocado vivir.

 Ahora no vamos con prisa a ningún sitio porque no hay sitio donde ir. Algunos convivimos con nuestra soledad, otros con nuestros animales, muchos con la pareja, los hijos. Todos, solos o acompañados, nos sentamos cómodamente en nuestros sillones, aprendemos a escucharnos, compartimos melodías, lecturas, juegos y charlas, llenamos nuestro hogar de vida y rutinas.

La falta de tiempo y las prisas ya no son excusas, así que, CUÍDATE.

Lo primero que deberías  hacer es una limpieza de cuerpo y de espíritu. Debes quererte ahora más que nunca y controlar la ansiedad que puede provocarte el confinamiento.  

No pienses en un encierro, sino en un momento para respirar hondo y  pensar con calma qué hacer.

Hay millones de ideas en la red para sobrellevar el aislamiento, para todos los gustos y todas las edades, pero una actividad común a todos, son  los fogones. La cocina es un punto vital para liberar energía. Además de una rutina imprescindible en estos días de confinamiento.

El aroma de una cocina llena de actividad es irresistible. Te llena de recuerdos de hogar y de positividad. Dos emociones fundamentales en estos días.

 Un cuerpo bien alimentado  es sinónimo  de una mente sana. Y en este periodo de confinamiento. Ahora más que nunca, necesitamos estar muy centrados, con  rutinas bien establecidas,  con los pies en el suelo y la cabeza muy bien amueblada.

Así que, en lugar de hincharte a comer porquerías, azúcares o precocinados, aprovecha para organizar un menú sano y casero. Consulta recetas  y sin prisas, disfruta de la cocina. Comparte con los tuyos, organizar los ingredientes y con buena música, una sonrisa y mucha alegría, los platos van a salir de rechupete.

No tienes que complicarte con  elaboraciones sofisticadas. Cocina con normalidad, recetas sencillas, tradicionales que te limpien el organismo y si además puedes rebajar algunos kilos, mejor. Puedes improvisar, esa palabra que necesita un tiempo del que no disponemos.

Mis recomendaciones:

Bebe mucho líquido, agua, infusiones, caldos y sopas…. Desintoxícate. ¿te pasas mucho tiempo en el baño? ¿Y qué? Ahora  lo tienes siempre cerca…

Sopa Castellana

Una sopa sencilla y muy nutritiva, de mis preferidas:   SOPA CASTELLANA.

Las verduras, frescas o cocidas, junto a las frutas, siempre  son imprescindibles, pero en estos días sin poder hacer ejercicio, tienen que formar parte de tu dieta diaria obligatoriamente. Muchos de vosotros, seguro que no tenéis un jardín o terraza donde salir a tomar sol  y estos alimentos van a suplir la carencia de estas vitaminas que nos van a faltar durante algún tiempo.  Tienes mil formas de prepararla.

Una delicia que te propongo son las alcachofas con langostinos en salsa verde.

Prepara este hervido de verduras: JUDÍAS VERDES, BRÓCOLI, ZANAHORIA, CEBOLLA Y PATATAS, REHOGADO CON ACEITE DE OLIVA VIRGEN, SAL Y LIMÓN O VINAGRE.

El caldo puedes aprovecharlo para preparar una sopa o un arroz.

Prepara purés de verduras, añade todo lo que se te ocurra, yo te dejo una mezcla exquisita, con mucho color y aroma que nunca falta en mis fogones:

CALABAZA, CALABACÍN, JUDÍAS VERDES, ACELGAS, PATATA, ZANAHORIA, APIO, PUERRO, CEBOLLA. LE AÑADES UN PAR DE QUESITOS EN PORCIONES Y UN BUEN TROZO DE MANTEQUILLA. SAL Y UN CHORRITO DE ACEITE DE OLIVA.

Vas a preparar mucha pasta, imagina alguna combinación diferente y saludable como estos TALLARINES CON BRÓCOLI Y SALMÓN.

Tienes infinitas ensaladas para todos los gustos. Todas mis favoritas las puedes consultar aquí.

Las legumbres no te pueden faltar, al menos, una vez a la semana. Tres propuestas que debes hacer:

 LENTEJAS

Hay un montón de entrantes para comer a base de tapas. Imaginativa y divertida manera de comer con Tostas

Comentaros sobre el potaje, que aunque se acerca semana santa,  debería formar parte de nuestro menú habitual.  En esos días fríos de enero un potaje se agradece muchísimo.

Pescados y carnes blancas como pollo, pavo o conejo deberían tener prioridad respecto a la carne roja.

Tienes recetas exquisitas, completas y  sencillas con un montón de pescados.

Te aconsejo que prepares cualquiera de estas recetas:

Una delicia y muy sencilla: POLLO EN PEPITORIA O PASTEL DE CARNE

Los arroces tienen que formar parte de tu menú. Como ocurre con la pasta, intenta encontrar recetas con un punto de imaginación para no aburriros con lo de siempre. uno de mis preferidos ARROZ MELOSO CON LANGOSTINOS y un clásico que hará las delicias de cualquier paladar: PAELLA.

Y si la cocina no es tu fuerte, ya no tienes excusa para comer muy bien sin perder mucho tiempo entre los fogones. Aquí puedes consultar todas las recetas que puedes elaborar en Olla Exprés.

Y PARA COMPARTIR CON LOS PEQUEÑOS DE LA CASA:

La repostería, sobre todo si hay niños en casa, es una excusa perfecta para compartir tiempo con ellos. Además de ayudar  en la elaboración de su postre preferido, desde pequeños aprenden hábitos de comida casera y saludable. Si los plantamos un delantal y los hacemos partícipes de la elaboración de ciertos alimentos, eliminaremos rechazos de comidas que no suelen ser demasiado populares entre los más pequeños.

En lugar de que se atiborren de bebidas azucaradas, prepara con ellos batidos naturales, con frutas, leche y cacao. Y mientras que beben esta fuente de vitaminas, dejarán de consumir otro tipo de bebidas.

El aislamiento puede ser una oportunidad para conseguir crear nuevas rutinas. Aprovecha tus días. Responsabilidad y unidad.

Ánimo, vamos a por la segunda semana

¡Quédate en casa !

Una respuesta a “¡QUÉDATE EN CASA!”

  1. 👏👏👏👏
    Mañana hago una sopita castellana!!

Deja un comentario